30 primaveras💥


Los 30 para algunas mujeres es un número aterrador, otras dirán que son sus mejores años. Lo cierto, es que yo si tuve alguno de esos síntomas de la llamada “crisis de los 30”. Llegar a la tercera década hizo que reflexionara acerca de muchas cosas. Tuve tiempo de reflexionar acerca de mis errores, caídas, decepciones pero sobre todo, acerca de mis logros, sonrisas, alegrías y bendiciones que han llegado en estos últimos 30 años.

A medida que se iba acercando el 16 de julio, los nervios iban aumentando. Iba a pasar de la cajita de las encuestas de 25 a 29 años a la de 30 a 34 años y eso si que me daba susto.

Uno de esos días hasta llegué a pensar: ¡Voy a llegar a los 30 y no tengo nada!. Primer ERROR, no tenía nada del checklist que nos han enseñado que debemos tener a los 30, pero descubrí que sí tenía mil historias y aprendizajes que he acumulado en 30 años.

Y como nada es coincidencia y el universo siempre nos habla a través de las personas que tenemos a nuestro alrededor, una gran amiga me envió esta imagen.


Es verdad, tengo 30 años y no me he casado, no tengo hijos, no soy millonaria ni tengo un apartamento ni carro propio. Pero me di cuenta que SÍ tengo; Muchos viajes que viven en mi memoria, dos empresas que han sacado lo mejor de mí, una socia increíble, una hija gatuna que llegó para rescatarme, un millón de aprendizajes provocados por mis caídas, consejos, libros, podcast y cursos, algunos amores fugaces y otros de los que dejan huella, uno que otro guarito charlaito, muchos perreitos hasta abajo, un sin número de abrazos a la gente que quiero, incontables cafés y libros disfrutados, unas amigas que han estado para limpiar mis lágrimas y también para celebrar conmigo, una familia que no para de alentarme en cuanta cosa se me ocurre, dos medias maratones completadas, grandes personas que han llegado para quedarse y otras para enseñarme, una vacuna contra el Covid (por estos días este tipo de cosas si que hay que valorarlas) y lo más importante, sigo teniendo sueños, y mientras los tenga, no importa cuántas velas tenga que soplar el 16 de julio, porque siempre habrá una razón para sonreír.


Al fin y al cabo, como alguien me dijo por ahí, 30 no son tantos :)


Pd: Y sí los cumplí muy feliz, al lado de uno de los regalos más grandes que me ha dado la vida, mi hermana, prima y mejor amiga. GRACIAS ❤️.


Con amor,

MJRC



4 de agosto de 2021



20 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Día 39